¡El Oro liquido del mediterráneo!

El Aceite de Oliva también conocido como el Oro Liquido del Mediterráneo es en realidad un zumo de frutas, sin aditivos ni conservantes, ni colorantes. Es el jugo extraído de la oliva o aceituna de la que hay muchas variedades.



El aceite de oliva es uno de los elementos más importantes de nuestra dieta mediterránea. Tiene componentes muy beneficiosos para nuestra salud, tanto como ingrediente en la cocina como por su utilidad terapéutica.

Existen diferentes tipos de aceite de oliva. El aceite más apreciado es el aceite de oliva virgen extra que se logra de forma natural con un procedimiento mecánico de triturado y prensado de la aceituna extrayendo el aceite con todas sus propiedades sin necesidad de ser refinado.

El 95% del cultivo del olivo está en países mediterráneos. En España se pueden encontrar hasta 260 variedades de este ancestral árbol, siendo el principal productor mundial de este apreciado aceite, seguido por Italia y Grecia.

Aunque hace solo unos pocos decenios que la ciencia ha reconocido la valiosa aportación del aceite de oliva a la salud, el cultivo del olivo se viene practicando desde hace más de 6000 años.

En la antigüedad, civilizaciones como la egipcia, griega, o romana ya lo utilizaban por sus cualidades culinarias y medicinales. En Grecia adquirió un gran valor comercial y parece ser que la aristocracia romana valoraba mucho el aceite procedente de la península ibérica.

En la época de la expansión colonial griega, en torno al siglo VII A.C. los griegos llevaron la producción de aceite a Italia y posteriormente los fenicios, llevaron el cultivo del olivo a las costas del sur de la Península Ibérica que se convertiría en una de las principales zonas de producción del oro líquido.

La propiedades del aceite son muchas. Una sola cucharada de aceite de oliva extra virgen al día nos da 60 calorías sin colesterol, previene las enfermedades cardiovasculares, aporta antioxidantes y una parte de la dosis recomendada de vitamina E.

Cada cucharada cuenta con 7 gramos de grasa de los cuales la mayoría son insaturadas, lo cual convierte al aceite de oliva en un gran aporte de “grasas buenas”.

Diversos estudios demuestran que entre sus muchos beneficios destacan los siguientes:

  • Es un protector del corazón
  • Nivela nuestro colesterol
  • Combate la osteoporosis
  • Ayuda a prevenir el cáncer de piel
  • Alivia el dolor de oído
  • Reduce los ronquidos
  • Es un buen acondicionador del cabello
  • Es un antidepresivo
  • Favorece la digestión
  • Combate el estreñimiento
  • Ayuda en la diabetes tipo II
  • Contribuye a la mineralización de los huesos
  • Es un potente antioxidante
  • Aumenta la longevidad
  • Disminuye la presión arterial.
  • Ayuda a perder peso
  • Mejora las funciones metabólicas y cognitivas.

La dieta mediterránea proporciona todos los nutrientes necesarios para una vida sana. En ella, es fundamental el protagonismo del aceite de oliva.

Aunque se puede utilizar perfectamente para cocinar, se recomienda tomarlo en crudo ya que de esta forma conserva todas sus fantásticas propiedades.

El aceite de oliva aporta un aroma y un sabor muy agradable y característico a los platos.

En crudo se usa para aliñar ensaladas, verduras o cualquier otro plato. También se usa en el desayuno para untar las tostadas con aceite, sal y tomate. Se usa como acompañante de bocadillos y sándwiches o en la creación de salsas, sopas frías y entrantes.

En caliente se usa para aderezar sofritos, estofados, guisos así cono asados al horno de verduras, pescados o carnes. Por supuesto también como ingredientes para la elaboración de pan, galletas, bizcochos, magdalenas y todo tipo de repostería.

En frituras se usa para todo tipo de alimentos. No se altera en temperaturas elevadas y es la más estable de las grasas vegetales. En condiciones normales cuando se le fríe, asa o cuece, no produce reacciones tóxicas. Más bien todo lo contrario, mejora las cualidades gastronómicas de los alimentos.

El aceite de oliva cuece y no fríe, como sucede con otros aceites. Además el aceite de oliva “crece” en sartén lo que es un interesante “dato económico”.

En Masia San Cugat nos gusta utilizar siempre el mejor aceite de oliva, normal, virgen y extra virgen para poder ofrecer a nuestros comensales los mejores aromas y sabores en nuestros platos.

 

Share This:

  

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR