Cómo decorar la mesa en Navidad

Un año más, ¡ya ha llegado la Navidad! Y con ella las comidas y cenas familiares y/o con amigos. Esas comidas y cenas a las que siempre vas a casa de otros, porque… “Es que mi casa es muy pequeña”, “Es que solo tengo cinco sillas iguales”, “Es que no tengo un mantel largo”, es que, es que…

¡Basta ya de excusas! Este año “líate la manta a la cabeza” y estrénate como anfitrión. No te preocupes, con lo que te vamos a contar todos quedarán encantados, no solo con el menú, que puede ser sabroso y sencillo para que no tengas que cocinar mucho, si no y sobre todo con la preparación y decoración de la mesa

 

Si no tienes una mesa suficientemente larga, pon un par o tres de caballetes de madera y encima un tablero largo. Y si no quieres tener un tablero suelto por casa que luego no sabes dónde poner… ¡descuelga una puerta y colócala como mesa!

En un caso o en otro tápalo todo con un mantel hasta el suelo (si puede ser un poco grueso mejor), porque en Navidad se ha de vestir la mesa adecuadamente. Si no tienes mantel ponle dos sabanas blancas (primero uno y luego la otra) Te dará para cubrirlo todo y quedarán muy bién.

Los detalles en rojo y dorado, las velas y las Poinsettias siempre dan un aire muy navideño. Coloca, encima del “mantel” unas velas (color crema claro) y unas pequeñas Poinsettias en el centro, alternándolas entre ellas (espaciadamente) y formando una fila de punta a punta de la mesa.

Tanto las velas como las Ponsettias han de ser bajas para que no tapen a quien tienes delante. Si no tienes una vajilla entera suficiente para todos, pon platos diferentes y altérnalos entre ellos poniéndoles un bajo plato este si igual para todos.

En cuanto a las sillas si tampoco tienes suficientes del mismo tipo, coge todas las de la casa y altérnalas. Las del comedor, las del estudio, las de la cocina… las que tengas. No importa que sean de diferentes colores y formas. No pongas dos iguales juntas y luego unifícalas visualmente con un toque navideño como por ejemplo un ramillete de abeto, eucalipto y acebo. Todo unido con un lazo rojo y colgado en cada silla.

Los vaso y copas se pueden alternar también poniendo, por ejemplo, un vaso rojo y una copa transparente, pero eso si, el mismo juego para cada comensal. Con la cubertería pasa lo mismo…¿No tienes una cubertería de fiesta? Pues mezcla cubiertos antiguos de alpaca con otros dorados o con los que tengas. Cada invitado tendrá tenedores, cucharas y cuchillos de diferente tipo… ¡muy original!

No es tan importante que todo este perfecto e igualado, cuanto que la mesa resulte personal y acogedora.

Para que cada uno sepa donde sentarse haz unos cartelitos con el nombre de cada uno y ponlos atados con un lazo a las servilletas. Para los cartelitos puedes usar una lámina fina de corcho y cortarla en pequeños rectángulos sobre los cuales escribir en rojo el nombre.

Si también vienen niños a casa puedes montarles una mesa a parte ¡se sentirán mayores! Ponles platos y vasos de usar y tirar, a juego con la mesa de los mayores. Si en sus vasos mojas el borde con limón y azúcar les parecerá estar bebiendo el más elaborado de los cocktails aunque sea una simple Fanta.

Estas, son solo algunas ideas que te damos desde Masia Sant Cugat para decorar de forma original tu mesa Navideña pero hay miles de otras formas y estamos seguros de que como tu toque personal no hay nada… y si de todos modos no quieres invitarlos a tu casa… siempre puedes reservar en nuestro restaurante donde os haremos sentir como en vuestra propia casa.

Share This:

  

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR